Altavoces en mi escritorio

Su diseño es minimalista. Se perfilan sobre el escritorio de manera discreta, combinando fácilmente sus colores con los del entorno. Su apariencia es de alta tecnología. A veces resultan ridículos y un poco esperpénticos. Se limpian fácilmente. Son prácticos e incluyen en el frontal dos hembras mini-jack, una de color rosa con el dibujito de un micrófono y otra verde con unos auriculares. Regulador de volúmen, bass y on/off. Fabricados en plástico.

3 comentarios:

ALOMA69 dijo...

Así se demuestra como unos humildes objetos cotidianos pueden inspirar al escritor.

Saludos.

Sebas dijo...

¿Y también suena música?

malditoescritor dijo...

Saludos aloma69. Y también suena música. La del siguiente post, por ejemplo.