Las dos torres (de alta tensión)

que flanquean el ensayo rugen en silencio ajeno. Dentro, anónimos de madrugada. Fuera la noche, el asfalto. Las gotas de lluvia, el Horno Alto, la cruz de San Pedro y algo de tabaco.

5 comentarios:

elpalabarista dijo...

Sí, nos atraen esos hijos de puta como nosotros.

ALOMA69 dijo...

Yo no creo que estas palabras sean literatura barata, me han parecido palabras llenas de fuerza.

yolareinaroja dijo...

Oye, pásate por tu cuenta de correo que tenemos reunión.

ALOMA69 dijo...

Gracias por el enlace, acabo de darme cuenta.

Un saludo!!!

malditoescritor dijo...

De nada;)

saludos!!